Copyright © ForestCaza Blog
Design by Dzignine
martes, 3 de mayo de 2016

Bebederos a prueba de jabalíes

La instalación de bebederos y comederos puede cubrir las necesidades básicas alimenticias de la mayoría de las especies de menor de nuestro coto de caza. Sin embargo, si ronda el jabalí, deberemos de tomar unas medidas mínimas de precaución a la hora de instalarlos. En el siguiente artículo te contamos cómo construir bebederos económicos para caza menor y ¡a prueba de jabalíes!

Texto y fotos: Eduardo Pompa / ForestCaza


El profundo cambio agrícola sufrido en las últimas décadas debido entre otras causas a la agricultura intensiva, la concentración parcelaria, la mecanización de la mayoría de las labores y el abandono de terrenos marginales, han hecho de nuestro campo un ecosistema más homogéneo que antaño.
Siempre se ha dicho que el coto fetén es aquel terreno ondulado, con pequeñas parcelas de cultivos variados, separados por pequeñas alineaciones arbóreas o incluso formando pequeños rodales, donde la homogeneidad brille por su ausencia. Osease: el famoso mosaico. 
Si nuestro coto se ajusta poco al anterior modelo y a esto le añadimos que existe poco cereal o escasos puntos de agua, la solución si queremos tener perdices, liebres y conejos es evidente: instalar comederos y bebederos para ayudar a estas especies a sobrevivir. 
Si a la falta de agua y comida le añadimos la presencia de ganado o caza mayor que pueda deteriorar el estado de estos bebederos y comederos, o disminuir su disponibilidad, nuestras perdices tienen los días contados.
Para evitar este fracaso y centrándonos en el caso de los bebederos, te proponemos instalar un modelo bastante económico con la particularidad de añadirle algunas protecciones para que el ganado o los jabalíes no puedan hacer de las suyas.

Construyendo el bebedero:

Existen multitud de modelos de bebederos en el mercado. Algunos de ellos bien podrían valer para nuestro propósito, como son las nuevas cubas de hormigón que contienen alrededor de mil litros de agua con una pileta incorporada. Sin embargo, hemos desechado estos por su gran coste económico y de instalación.
La idea es construir un bebedero sencillo. Esto lo podemos hacer con una simple pila de hormigón o pvc dotada de una boya conectada a un bidón de plástico mediante una goma de butano. El sistema que utilizan estas pilas es similar al de una cisterna de váter: a la vez que los animales vayan bebiendo, el nivel del agua de la pileta disminuirá y la boya lo hará de igual manera, descubriendo el orificio a través del cual se llenará de nuevo la pila.
Parte del material a utilizar
Para construir nuestro bebedero, lo primero es hacernos con el material: necesitaremos unos alicates, una azada, un bidón de plástico de entre 100 y 200 litros de capacidad, varios metros de mallazo (de los utilizados en la construcción de forjados), cuatro varillas de ferralla, una maceta, alambre, un nivel, una taladradora, una válvula de las de las ruedas de automóvil y un metro de goma (igual que las utilizadas para el gas butano) por bebedero.
Una vez decidido dónde vamos a emplazar el bebedero, nos dispondremos a limpiar la zona de pasto con la azada. Debemos tener en cuenta que su finalidad es que nuestras especies de menor puedan utilizar la totalidad del coto, evitando desplazamientos innecesarios y concentraciones de animales con el consiguiente estrés y el riesgo que conlleva.
Detalle de la válvula utilizada como conexión entre goma y bidón
Es importante limpiar varios metros alrededor del bebedero, para que a los animales no les produzca recelo acudir a él y se sientan seguros ante una posible necesidad de huida por la presencia de algún predador. Posteriormente realizaremos un taladro al bidón en la parte inferior, donde colocaremos la válvula. Debemos explicar que a la válvula se le debe eliminar su contenido interior, ya que tan solo la utilizaremos como conexión, a través de la goma, entre bidón y pileta. 
Una vez instalada y ayudándonos de los alicates y un par de trozos de alambre, uniremos el bidón a la pileta. Esta debe instalarse de manera totalmente horizontal y algo más baja que el bidón para que la diferencia de altura ayude en la circulación del agua hacia la pileta. Podemos ayudarnos del nivel para realizar esta operación.
Una vez instalados bidón y pileta, rellenaremos este de agua y procederemos a proteger con mallazo el perímetro del bebedero. Podemos recibir la pila con hormigón si disponemos de él, siempre quedará mejor protegido y aumentará su resistencia y durabilidad.
Bebedero para caza menor terminado
A continuación, ayudándonos de cuatro varillas de ferralla, instalaremos el mallazo rodeando el bebedero de manera que las especies de caza menor puedan acceder a él, a través de los grandes orificios del mallazo, pero por el contrario no sea posible para el ganado o los jabalíes.
Por último, podemos cubrir el bidón bien con brezo, ramas o elementos del entorno para mimetizarlo y evitar así el posible impacto visual.
Para facilitar su revisión y mantenimiento, es aconsejable situarlos en lugares accesibles. Si tienes pensado instalar también un comedero, puede hacerlo junto a él.

Precauciones:

Comedero y bebedero protegidos con mallazo
Los comederos y bebederos deben instalarse en zonas donde sean realmente necesarios o porque no exista, como comentábamos antes, una distribución adecuada de cultivos o de puntos de agua.
Su distribución se realizará de manera homogénea, evitando las zonas de monte cerrado. Colocaremos una unidad cada 20 o 50 hectáreas, dependiendo de la densidad de especies.
Es aconsejable el tratamiento sanitario sistemático del agua con diferentes productos antibióticos y antiparasitarios, medida que sólo adoptaremos bajo prescripción y control veterinario. Esto es de vital importancia como también lo es saber qué agua es el que estamos aportando a nuestras perdices. La ignorancia en ocasiones puede llevarnos a crear lugares de desarrollo de determinadas enfermedades o insectos que la transmitan.

Esperamos que nuestras indicaciones les sirvan para hacer de su coto de caza un lugar más cómodo para las especies que viven en él, y esperamos que nuestros consejos les guíen en la construcción de bebederos sin que nuestro amigo el jabalí ¡eche al traste tu trabajo y dinero!.

Si necesitas que nuestros técnicos te echen una mano no dudes en contactar con nosotros.


domingo, 10 de enero de 2016

Proyectos de Ordenación Cinegética y Planes Técnicos de Caza


Un Proyecto de Ordenación Cinegética es aquel que pretende garantizar la conservación de las especies tanto cinegéticas como no cinegéticas, así como la capacidad de carga del acotado objeto de estudio, de forma que se garantice una correcta explotación de las especies objeto de caza y un aprovechamiento sostenible sin perjuicio de otros valores medioambientales.
Para el ejercicio de la actividad cinegética, en todo acotado deberá existir un Plan Técnico de Caza en el que se recogerá una descripción pormenorizada del terreno forestal en sus aspectos ecológicos, legales, sociales y económicos y, en particular, un inventario cinegético que incluya el inventario de poblaciones silvestres existentes, la estimación de extracciones o capturas por especie a realizar y los criterios de gestión, con un nivel de detalle tal que permita la toma de decisiones en cada una de las unidades del monte y la estimación y optimización de sus rentas.
ForestCaza es especialista en la redacción de este tipo de Proyectos. Si necesita asesoramiento técnico o decide solicitarnos presupuesto sin compromiso no dude en contactar con nosotros.